preloader
Desplazar al Inicio

La Tropical invertirá 24 millones de euros en la transformación de su fábrica


Cervecera de Canarias - diciembre 19, 2022


La consejera delegada, Naveen Mehra, señala que se pondrá el acento en el uso de las nuevas tecnologías, la incorporación de procesos modernos y automatizados que permitirán mejorar la eficiencia en el consumo de recursos cada vez más escasos

El proyecto incluye la adaptación de las instalaciones para que se convierta en un atractivo turístico mediante la puesta en marcha de un tour guiado en el que los visitantes conozcan el proceso de elaboración y la historia de sus cervezas

La fábrica de la Tropical de Compañía Cervecera de Canarias acometerá un proyecto de transformación con el que pretende colocarse a la vanguardia, aumentar su eficiencia y apostar por una producción sostenible.

La consejera delegada de Cervecera de Canarias, Naveen Mehra, presentó el nuevo proyecto de la fábrica, en un acto que contó con la presencia del presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres; la consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla; el consejero de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, Teodoro Sosa, y la concejala de Servicio Públicos y Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, Inmaculada Medina.

Naveen Mehra destacó la relevancia del proyecto, que supondrá una inversión de 24 millones de euros y con el que, señaló, se pretende “impulsar una fábrica integrada en las necesidades del negocio y de nuestra comunidad, contribuyendo al desarrollo económico y social de nuestras islas”.

En esta línea, añadió, se apostará por adecuar las instalaciones a la capacidad productiva actual y futura, lo que conlleva la incorporación de procesos modernos y automatizados en el que se dará prioridad a la eficiencia en el consumo de unos recursos cada vez más escasos, y en la apuesta decidida por una fábrica sostenible, reduciendo al máximo el impacto de la actividad en el medio ambiente.

Por su parte, Ángel Víctor Torres valoró el proyecto presentado por Tropical en el que, señaló “hay una apuesta clara por la sostenibilidad y por eliminar la huella de carbono y hacerlo en 2040”. Destacó que esto se produce, además, tras la aprobación, la semana pasada, de la Ley de Cambio Climático y la celebración de la Conferencia de Economía Digital de la OECD, en la que Canarias se posicionó en el centro de la digitalización y del talento. Un talento que, señaló, se refleja también en Tropical que, en sus 100 años de existencia ha sabido evolucionar y ser una empresa que mira el futuro de forma positiva, ahora con un museo y una apuesta por la modernización. En esta línea, afirmó que “Tropical forma parte de la historia de nuestra sociedad y nuestra cultura y seguirá haciéndolo en el futuro”.

Yaiza Castilla destacó el “ejemplarizante” proyecto de la empresa, “tanto por su capacidad de generar valor, economía y empleo, lo que contribuye a otorgar mayor relevancia al sector industrial canario, como por su impulso al modelo de desarrollo sostenible que todos deseamos para las islas”.

Teodoro Sosa afirmó que “Tropical es una firma señera, histórica, que está en el ADN del grancanario y va con su esencia”. Puntualizó que un proyecto así es una buena noticia para Gran Canaria, que se implique en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que es el futuro, sin perder la esencia del pasado. Añadió que la marca ha sabido avanzar y evolucionar con criterios sostenibles e incidió en su apuesta por las plantillas locales y por dar empleo en el sector industrial, convirtiéndose en un referente en Canarias.

Por otro lado, Inmaculada Medina destacó la importancia de que “una empresa referente en Canarias con proyección estatal apueste por evolucionar impulsando la sostenibilidad, generando riqueza y empleo en todas las Islas y en la capital grancanaria. Ejemplo de ello es esta elevada inversión que permitirá revitalizar la empresa adaptándose a los nuevos tiempos”.

El nuevo proyecto de La Tropical supondrá una remodelación de la fábrica, que se traducirá en la demolición de algunos edificios y en la reubicación de los procesos de envasado, almacenaje, actividades logística y de índole administrativa.

En el apartado de envasado supone el cambio a una única planta, frente a las cinco en las que está distribuido hasta ahora. Asimismo, se incorporará nueva tecnología en este ámbito con el objetivo de garantizar una producción más sostenible.

En esta línea, se apostará por la generación de energías renovables mediante la instalación de placas y colectores termo-solares y por la implantación de última tecnología para recuperar el dióxido de carbono del aire y utilizarlo posteriormente en los procesos de fabricación, medidas clave para alcanzar el reto de cero neto de emisiones de CO2 en 2040.

Otro de los objetivos se centrará en la estrategia de reducir el impacto de los plásticos, mediante su reemplazo por cartón reciclado o el fomento del uso de plástico reciclado. Además, se apostará por maquinaria más eficiente, lo que permitirá reducir en un 20% el consumo energético, al mismo tiempo que se pretende minorar el consumo de agua en un 30%.

La nueva fábrica impactará también de manera importante en los procesos logísticos existentes, tales como el almacenaje de materiales y producto terminado, y las actividades de carga y descarga de camiones. Se pretende tener procesos más aislados del resto de actividad consiguiendo así una mayor agilidad y seguridad en las operaciones.

Por otro lado, la fábrica de La Tropical hará una apuesta por acercar su actividad a la población y por convertirse en uno de los atractivos de la ciudad y de la isla. Para ello, el proyecto incluye la adaptación de las instalaciones para permitir la puesta en marcha de un tour guiado en el que los visitantes conocerán el proceso de elaboración de la cerveza y podrán conocer la historia de una de las cervezas más emblemáticas de las Islas en el museo que se creará.

Desde 1924

La historia de La Tropical se remonta a 1924, fecha en la que nació la empresa gracias a la apuesta de un grupo de empresarios de Gran Canaria, que partieron con una producción de 150.000 litros al año.

En los años 50, la familia Vega, propietaria en esos momentos, decidió dar un salto estratégico y abandonar la fábrica en el centro de Las Palmas y trasladarse a la actual ubicación.

A lo largo de estos casi cien años, la fábrica ha vivido momentos difíciles como una guerra civil, una guerra mundial, una crisis del petróleo, una crisis financiera y, en los últimos tiempos, una pandemia y una guerra en el centro de Europa. Sin embargo, una constante inversión y modernización en sus instalaciones para adaptarlas a las últimas tendencias industriales ha hecho que se haya consolidado como la principal fábrica de cerveza en Canarias. Además, el nuevo proyecto favorecerá el salto estratégico para que la fábrica y la compañía puedan afrontar los restos económicos y sociales del siglo XXI.

Publicaciones relacionadas