preloader
Desplazar al Inicio

El arte de beberla donde mejor sabe


Cervecera de Canarias - octubre 1, 2019


Si te decimos que no sabe igual una Dorada en un vaso Nonic que en uno Tumbler o en una copa Snifter, quizás te suene a chino. Y es que aunque en más de una ocasión hayas hecho gala de tu dominio con las pintas, conocer los distintos vasos para cada una, y elegir el correcto, no es coser y cantar. Por ello, hoy nos proponemos darte algunas claves para que en la próxima reunión con tus colegas te las des en el mundo del birreo. ¡Presta atención!

Lo primero que tienes que saber es que cada recipiente en el que sirvas la cerveza hará que su espuma, su aroma y su temperatura varíen. Por ejemplo, para las más intensas y aromáticas, lo ideal es que escojas una copa Cáliz (número 2 en la fotografía) o un vaso Tumbler o Jelly. Si te van más las ligeras, opta por un vaso alto (número 3 en la fotografía), delgado en la parte inferior y ancho en la superior, o por un vaso Stange o de tubo, ya que retendrá la espuma y el aroma del lúpulo. 

Si te preocupa la temperatura, ten en cuenta que las jarras (número 4 en la fotografía) mantendrán más el frío que otro tipo de vasos, ya que el calor de nuestra mano no se traslada al contenido. Por el contrario, las copas tipo Snifter (número 1 en la fotografía) requieren de toda la mano para alzarlas, lo que conlleva una elevada transferencia de calor, y por tanto, se deben utilizar para aquellas cervezas que saben mejor cuando no están tan frías. 

Como ves, sobran motivos para tomarse el líquido dorado en su recipiente correcto.

Así que lo ideal es que busques en qué vaso se bebe tu cerveza favorita y vayas a por él. Para ahorrarte tiempo te contamos que una Dorada o una Tropical saben más y mejor en sus nuevos vasos, de los que te hablábamos aquí. Échales un ojo.

Publicaciones relacionadas