preloader
Desplazar al Inicio

En aprendizaje continuo


Cervecera de Canarias - septiembre 26, 2017


José Antonio Vargas es uno de los empleados veteranos de Compañía Cervecera de Canarias, entidad a la que lleva vinculada desde hace 28 años y en la que asegura que “ha crecido tanto profesional como personalmente”.

Su actividad profesional ha estado siempre vinculada al mantenimiento industrial, especialidad que ha seguido desarrollando en la fábrica de Santa Cruz de Tenerife desde sus inicios y cuya evolución le ha llevado a ser nombrado jefe de Mantenimiento hace cuatro meses, cargo desde el que se encarga de garantizar el buen funcionamiento de los equipos y hacer frente a las averías que puedan surgir.

Reconoce que en su ámbito laboral, la experiencia cobra un peso fundamental, ya que representa el 50% del conocimiento y “te permite detectar con mayor facilidad las causa de los fallos”, mientras que el resto proviene de los conocimientos teóricos generales, así como los específicos de la tecnología punta que desde la fábrica se viene incorporando desde hace años.

Para José Antonio Vargas “el trabajo en una empresa de peso como Compañía Cervecera de Canarias te permite aprender mucho más porque tienes acceso a maquinaria y tecnología de última generación y, por tanto, ampliar tu campo de aprendizaje de una forma continuada en el tiempo”. Un aspecto que, a su vez, supone “una fuente de motivación diaria en donde no queda ningún espacio para la monotonía y el aburrimiento”.

Por su parte, considera que su constante dedicación al trabajo y el gusto por lo que hace han sido sus principales aportaciones a la empresa, lo que hecho posible que pudiera trabajar con la confianza de sus superiores.

Añade que su trabajo no solamente es el responsable de su evolución profesional, sino que conlleva de forma implícita un importante componente humano, ya que buena parte de sus compañeros, que ha seguido manteniendo a lo largo de todos estos años, se han convertido en amigos con los que comparte muchos momentos de ocio.

Aficionado a la música y la lectura, le gusta disfrutar de sus ratos libres con su familia, sus perros  y con encuentros con amigos y compañeros.  Amante de la práctica de deporte como la bici, el fútbol o el baloncesto, ahora los ha dejado en segundo plano por motivos de salud, sustituyéndolos, cada vez que puede, por caminatas.

Admite que la curiosidad por su trabajo ha sido la artífice de un creciente interés por la cultura cervecera, de la que defiende, ante todo, un consumo responsable.

Explica que la participación en los proyectos de elaboración de nuevas variedades, como Dorada Especial Selección de Trigo y Dorada Especial Esencia Negra, ha incrementado aún más su interés por el mundo cervecero, aunque reconoce que Dorada Especial es la que figura en el primer lugar de su ranking particular.

Publicaciones relacionadas