preloader
Desplazar al Inicio

Seguridad en fábrica: Equipos de Protección Individual


Cervecera de Canarias - agosto 22, 2017


¿Cómo preservamos la seguridad de los trabajadores en las fábricas de Cervecera de Canarias? Una de las claves es el uso de los Equipos de Protección Individual (EPI), que son la última «frontera» entre el trabajador y el riesgo al que se enfrenta día a día.

Es muy importante utilizar el equipo de protección adecuado para lograr una actividad con éxito y para ello se deben seguir las instrucciones del fabricante, así como mantenerlos en perfecto estado de conservación.

Algunas de las herramientas para preservar la seguridad de los trabajadores son los arnés y sistemas de anclaje, que protegen ante posibles caídas desde altura. También aquellos de protección ocular para impedir impactos, proyecciones e irritación de los ojos.

Otros equipos destacables son aquellos que nos protegen de gases tóxicos que puedan irritar las vías respiratorias e inclusos paralizarlas. Se trata de mascarillas, semimáscaras o máscaras con filtro. Otra herramienta que fomenta la protección son los cascos, pues nos evita los golpes en la cabeza, en especial, en aquellas zonas donde existe riegos de golpe por transportadores, manipulación de carga o instalaciones de baja altura.

La protección de las manos, pies y cuerpo en general es fundamental para protegernos de lesiones leves o graves, por eso es primordial el uso de guantes en aquellas actividades donde haya riesgo de golpe o cortes; también el uso de un calzado adecuado para el manejo de cargas pesadas o circulación de vehículos pesados, así como para evitar el riesgo de caída por suelos mojados o riesgos de irritación por presencia de productos químicos.

Por último, es importante el uso de equipo que nos protege el cuerpo de golpes, proyecciones, quemaduras, atropellos, etc. Para impedir esto, se usarán petos de protección química, ropa ignífuga, ropa de soldador, chaleco reflectante, etc…

Un buen uso de los Equipos de Protección Individual permitirá una jornada laboral sin incidentes, permitiendo salvaguardar la seguridad de todos en fábrica.

Publicaciones relacionadas